Ruperto Chapí 53, Alcobendas (Madrid)

Tomar el sol tras un injerto capilar

EL BLOG DE LA CLÍNICA XIMENA VILA

El buen tiempo es siempre un motivo de alegría y celebración para todos. Nos permite hacer planes al aire libre y disfrutar de un clima agradable. Con el buen tiempo viene también una actividad muy común, tomar el sol. Una actividad sin duda saludable para nuestro cuerpo ya que nos aporta vitamina D y a la larga un gran bienestar.

Sin embargo, existen excepciones en las cuales tomar el sol es una actividad poco recomendable, ya que podría ocasionar perjuicios mayores que los beneficios que aporta. Estamos hablando de tomar el sol tras un injerto capilar, especialmente tras los primeros días de postoperatorio.

Tras un injerto capilar en Madrid, debemos tomar una serie de precauciones que nos aseguren el mejor resultado posible, y evitar las exposiciones prolongadas a los rayos del sol es una de ellas. A continuación, te explicamos los motivos de esta recomendación y te damos otros datos interesantes sobre el postoperatorio de tu injerto capilar.

¿Por qué no se puede tomar el sol tras un injerto capilar?

Una vez que nos realizamos un injerto capilar en Madrid, ya sea con técnica FUE o con otro tipo de intervención, es fundamental tomar ciertas medidas, ya que de no hacerlo se podrían presentar una serie de complicaciones que afectarían de forma directa al resultado final.

Concretamente, tomar el sol es una actividad que puede producir gran cantidad de problemas capilares. La razón principal de esto es que el cuero cabelludo presenta una mayor sensibilidad tras una cirugía capilar, por lo que hay que extremar los cuidados en todo momento.

La zona del cuero cabelludo puede presentar irritaciones y prurito en las dos zonas afectadas por el trasplante, es decir, la zona donante y la zona receptora. Si la exposición al sol es prolongada, el área receptora podría llegar a quemarse, produciendo inflamación en la piel y sus capas más profundas y pudiendo afectar de forma negativa a la supervivencia del trasplante (deshidratando los injertos y haciendo que se rebaje el porcentaje de supervivencia de estos).

En resumidas cuentas, cuando tomamos el sol tras un injerto capilar en Madrid estamos poniendo en riesgo la salud de nuestro cuero cabelludo y los resultados de la operación, haciendo que probablemente quedemos disconformes con los resultados.

Si queremos proteger nuestra cabeza del sol, una buena idea es llevar gorras, siempre teniendo la precaución de que éstas sean bien holgadas y en ningún caso aprieten la cabeza, ya que esto suele tener también consecuencias negativas para los resultados del injerto capilar.

La Dra. Ximena Vila respondiendo a la pregunta si un trasplante de pelo puede volver a caerse

¿Cuándo se puede volver a tomar el sol con normalidad?

Por suerte, esto no quiere decir que no podamos volver a tomar el sol nunca más si nos realizamos un injerto capilar en Madrid. Se trata de una situación excepcional producida por los cuidados específicos que debemos seguir para tener una correcta recuperación y un buen postoperatorio.

Pero, ¿cuál es el momento exacto en el que podemos volver a tomar el sol?

Cualquier persona que se haya realizado un injerto capilar podrá volver a tomar el sol una vez que hayan pasado más de cinco meses tras la intervención. Normalmente, en este momento se suele hacer una revisión con nuestro médico, de modo que la mejor idea es esperar a que este nos indique que podemos volver a disfrutar de esta saludable actividad.

Sea la época del año que sea, es importante mantener todos los cuidados postoperatorios sin relajarse en ningún momento, sobre todo si queremos maximizar la eficacia de los resultados.

¿En qué época del año se debería hacer el injerto capilar?

Como hemos mencionado antes, no existe una época del año en la que sea más adecuado realizarse un injerto capilar en Madrid. En cualquier momento podremos obtener los mejores resultados si seguimos correctamente todas las indicaciones postoperatorias.

Sin embargo, es indudable que existen épocas del año en la que solemos tener una mayor exposición al sol de forma natural. Estos son los meses de verano, en los que el buen tiempo y la mayor predisposición a hacer actividades al aire libre nos complican protegernos del sol.

Por otra parte, muchas personas aprovechan los meses de verano, en los que suele haber periodos vacacionales, para realizarse un injerto capilar. Esto es debido a que, sobre todo los primeros días tras la intervención, es recomendable guardar reposo y estar en casa tranquilamente.

Si queremos que la evolución del injerto sea lo más satisfactoria posible, debemos seguir las recomendaciones de nuestro especialista en cirugía capilar. Aunque esta operación se suele realizar con la técnica FUE, la más avanzada del mundo y menos agresiva que otras, nuestra piel sufrirá pequeñas heridas y diminutas cicatrices que nos darán una mayor sensibilidad.

¿Qué no se puede hacer en verano tras un injerto capilar?

Elegir el verano para un injerto capilar es bastante común, ya que son periodos que podemos pasar alejados de nuestro entorno laboral y es normal aprovecharlo. Podemos volver al trabajo habiendo pasado el periodo más delicado de nuestra operación, con los beneficios físicos y emocionales que eso conlleva.

Sin embargo, hay muchas actividades asociadas al verano que probablemente queramos hacer y no son en absoluto recomendables.

  • Tomar el sol: como decíamos antes, es imprescindible protegerse por completo de él durante los primeros cinco mese Durante este tiempo, podemos salir a la calle y protegernos usando una gorra holgada.
  • Bañarnos en la piscina: otra actividad muy común en verano que, por desgracia, no podremos hacer durante el primer mes. Al menos, no podremos meter la cabeza en agua del mar o de la piscina en ningún momento.
  • Usar cascos y gorros: el verano es una época habitual para salir con la bicicleta o la moto, pero el uso de casco está desaconsejado por completo durante el primer mes ya que aprieta en exceso la cabeza. Ocurre exactamente lo mismo con los gorros de piscina.
  • Hacer deporte: aprovechar el buen tiempo para hacer deporte también es habitual. Tras un injerto capilar debemos evitar al menos 10 días el ejercicio físico y después empezar con deportes de bajo riesgo sin caídas ni golpes.
 

Antes y después de un injerto FUE con la Dra. Ximena Vila (Nuevos casos)

Especialistas en trasplante capilar con técnica FUE en Madrid

Para obtener el mejor diagnóstico y tratamiento en nuestra caída del cabello no estacional la mejor idea es acudir a una clínica especializada en salud capilar, donde el paciente será  valorado por un profesional que valorará su caso particular brindando el mejor trato y con la mayor profesionalidad. 

En la clínica de la doctora Ximena Vila realizarán un estudio tricológico con el que verán qué  ocasiona la caída del pelo, y solo en ese momento sabrán recomendarte el mejor tratamiento  para mejorar tu aspecto y devolverte tu apariencia. Ganarás en salud capilar y en estética,  rodeado de un genial equipo de profesionales.

Si quieres más información sobre tu caso en concreto y no quieres o puedes desplazarte o llamar, puedes completar nuestro diagnóstico para la alopecia, prometemos contestarte con la mayor celeridad posible.

Últimos Artículos del Blog