Técnica de Transplante Capilar – Evolución y desarrollo

Desde que en 1937 el Dr. Shoji Okuda realizara el primer trasplante capilar de la historia, la evolución de las técnicas de cirugía capilar ha avanzado enormemente. Más adelante el Dr. Norman Orentreich describió el fenómeno de dominancia donante en la alopecia androgenética, contribuyendo al desarrollo de los trasplantes capilares. En 2002, los Dres. Rassman y Berstein, publican en Illinois, el primer estudio titulado «Follicular Unit Extraction: Minimally invasive Surgery for hair transplantation» donde introducen el concepto de extracción de unidades foliculares individuales con punch (bisturí circular). A partir de ese momento, numerosos profesionales han aportado su contribución para mejorar la técnica y describir sus beneficios. Entre ellos el Dr. Limmer, considerado el primero en introducir el uso del microscopio en el trasplante capilar.

 

En el ámbito del trasplante capilar se utilizan 2 tipos de técnicas de extracción: FUT (Follicular Unit Transplantation) o FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) y FUE.

Técnica FUSS/ Tira

La técnica FUSS popularmente conocida como tira consiste en la escisión de una tira de cuero cabelludo (de unos 15 a 25 cm de longitud y entre 1 y 2,5 cm de anchura) realizando la incisión con un bisturí tradicional (tipo lanceta). El cierre posterior de la herida quirúrgica, se realiza mediante puntos de sutura ordinaria o tricofítica, lo que supone que quede una cicatriz prácticamente imperceptible en algunos casos y algo más evidente en otros.

Técnica FUE

La técnica FUE consiste en la extracción de las unidades foliculares de manera individual, una a una, mediante un bisturí cilíndrico llamado “punch” que puede oscilar entre 0,7 a 1 mm de diámetro. Este procedimiento puede realizarse de forma manual o motorizada.
Esta técnica minimiza el tiempo de recuperación del paciente y elimina de manera notable el estigma de las cicatrices en la zona donante.
La intervención puede realizarse bajo anestesia local únicamente o con sedación.
Para realizar la técnica FUE tradicionalmente se rasura por completo al paciente. Esto ha ido evolucionando con la aparición de los distintos dispositivos motorizados y los diferentes punchs permitiendo la realización de la extracción sin necesidad de rasurar completamente al paciente (Non-Shaved FUE Technique) o bien con pelo largo (Long Hair FUE Technique) con las limitaciones en cuanto a indicaciones que éstas conllevan.

En nuestro centro realizamos el procedimiento con anestesia local, es decir, el paciente se encuentra despierto y consciente en todo momento. Así mismo realizamos la técnica FUE MANUAL y nuestros diámetros de punch oscilan entre los 0,7 a los 0,9 mm. Para realizar dicho procedimiento rasuramos a todos nuestros pacientes exceptuando mujeres o casos puntuales que así lo permitan en cuyo caso solo se rasura la zona donante mediante la técnica flap o rasurado militar.

Implantación

La segunda parte del proceso en un trasplante capilar tras la extracción de las unidades foliculares es la implantación, es decir, la colocación de las unidades en la zona receptora (zona despoblada o calva).
Existen diversas técnicas de implantación:

  • Stick and Place: el cirujano crea un canal en la piel del paciente, lo mantiene abierto y un técnico introduce la unidad folicular en dicho canal.
  • Apertura de canales por el cirujano y posteriormente introducción de las unidades por técnicos: sea a través de fórceps (pinzas) o KEEP (dispositivo similar a un implanter pero que no realiza las incisiones ni posee una guía que acompañe la unidad folicular sino que esta es empujada por pinzas).
  • Implanters: dispositivo diseñado para realizar ambos movimientos en 1 solo paso. Posee una aguja con un canal en el cual se introduce la unidad folicular quedando sus elementos nobles protegidos dentro de la misma. Es un dispositivo liviano, versátil y cómodo de manipular permitiendo al cirujano realizar el canal en la piel dando el ángulo, dirección y profundidad adecuadas acordes a las características y necesidades de cada paciente. Incisión y depósito de la unidad en el sitio creado se hace en un solo movimiento.

La utilización de implanters supone que el cirujano esté presente en todo el proceso de implantación garantizando, siempre que se hable de manos experimentadas, una máxima implicancia en el proceso y naturalidad en los resultados.

En nuestra clínica la Dra. Vila es quién realiza todo el proceso de diseño e implantación de todas y cada una de las unidades foliculares de cada paciente utilizando implanters.

Procedimiento Paso a Paso

Previamente al día de la intervención, el paciente habrá pasado por su consulta correspondiente con la Dra. Vila quién habrá valorado el caso, indicado medicación en caso de ser necesaria y habrá comentado con el paciente las posibles estrategias quirúrgicas a seguir para obtener el mejor resultado posible. Anteriormente también es recomendable leer la sección de preguntas frecuentes para acudir al día de la cita lo más preparado posible.

  • El día de la intervención el paciente es citado a primera hora de la mañana. Se le proporciona un pijama quirúrgico y se lo pre-medica con una Diazepam de 5mg.
  • Se solicita acudir con el pelo no mas corto de un 3-4 de máquina para estimar la capacidad de cobertura que su pelo nativo brinda y no cometer fallos de diseño al establecer el área a tratar.
  • Se realizan fotografías de todos los ángulos necesarios con pelo seco y mojado y se delimita el área a trasplantar.
  • Se procede al rasurado, máximo que da una rasuradora sin cabezal (0,5mm), de toda la cabeza.
  • Se delimitan zona donante segura y áreas de transición (no seguras), se miden las áreas en cm2 y se realizan mas fotografías con distintos dispositivos para posteriormente estudiar la capacidad donante del paciente.
  • Extracción: se realiza con el paciente tumbado, y bajo anestesia local.
  • Descanso: luego de la extracción se realiza un pequeño descanso para que el paciente tome y coma algo y pueda hacer algún llamado a sus familiares si así lo desea.
  • Implantación: previo a la implantación de las unidades se realiza el diseño, se enseña al paciente el dibujo y una vez que el paciente muestra su consentimiento se procede a anestesiar el área y a colocar las unidades.

En el caso de las intervenciones programadas en dos días, la misma rutina se repite al día siguiente.

Finalizado el procedimiento se cita al paciente al día siguiente para realizar el primer lavado, fotos y se le facilitan las indicaciones a seguir para llevar un correcto postoperatorio que garantice la buena evolución y crecimiento del trasplante.

Evolución del Trasplante Capilar

El trasplante capilar a diferencia de la mayoría de las intervenciones y procedimientos quirúrgicos no tiene un resultado inmediato.
Lo mas parecido a hacernos una idea del resultado final a corto plazo es a los 10-15 días, una vez que caen las costras, cuando se aprecia todo el pelo trasplantado aún en su correspondiente lugar en la zona receptora.
Posteriormente, entre los 15-20 días y los 2 meses tras la cirugía el pelo trasplantado cae dado que las unidades foliculares entran en su fase de reposo como respuesta al “traumatismo” sufrido en el acto quirúrgico. En este período el paciente se ve igual o ligeramente mas despoblado que previo al trasplante.
A partir del cuarto mes es cuando se comienza a ver actividad y las unidades comienzan nuevamente su fase de crecimiento. En este momento es cuando se comienza a apreciar cambios significativos.
Una vez iniciado este proceso el trasplante evoluciona mes a mes, pudiéndose apreciar cómo de forma progresiva va aumentado la cobertura del área tratada.
El resultado final se puede valorar al año o año y medio de la intervención.

En nuestro centro, tras la intervención realizamos dos revisiones presenciales necesarias para ver la correcta evolución del trasplante, la primera al quinto mes y la siguiente a los 12 meses.

La calidad es nuestra premisa de trabajo. Un trabajo cualificado y profesional avala nuestros resultados.

Cada caso es único y su resultado irá de la mano de muchas variables, entre ellas:

  • Paciente estable, medicado.
  • Grado de alopecia, área calva o despoblada.
  • Características de ZD: grosor del pelo, densidad (nº unidades foliculares/cm2), promedio de pelos/UF, extensión.
  • Correcto cumplimiento de las indicaciones postoperatorias.

Un trasplante supone una “redistribución” de las unidades foliculares del área en la cual no se encuentran afectadas por andrógenos y por tanto se consideran unidades “sanas” al lugar donde las unidades están afectadas, miniaturizadas, es decir, enfermas, de modo que el resultado siempre dependerá del capital donante y de sus características.

Importante: las unidades foliculares que se extraen del área donante crecen en el área receptora pero NO vuelven a crecer en el lugar donde han sido extraídas: la Zona Donante es LIMITADA.
Teniendo en cuenta todos estos puntos y aún realizando un trabajo correcto y limpio hay circunstancias en las que la supervivencia puede fallar en un pequeño porcentaje por alguna otra causa a determinar en las revisiones previstas para seguimiento y control de la evolución del trasplante. (una revisión en caso de ser posible). No siempre es posible determinar la causa de una supervivencia menor a la esperada. Siempre ante la duda se propone realizar una biopsia.

En nuestra clínica se garantiza el 85% del crecimiento de las unidades trasplantadas, comprometiéndose a responder con una nueva intervención, sin coste alguno para el paciente, de las unidades cuya supervivencia no haya sido la estimada tras año y medio de evolución, siempre que la zona donante lo permita. Quedan fuera de esta garantía aquellos pacientes cuyos crecimientos se vieran afectados por negligencia en el cumplimiento de las indicaciones posoperatorias y que faltaran a las revisiones presenciales del 5º y 12º mes post-intervención.
Dicha garantía baja a un 50% en casos de reparaciones de trasplantes previos, cicatrices post-trauma o alopecias cicatriciales dadas las características alteradas de la piel a reparar.
La garantía en ningún supuesto será económica.

Nuestro principal y único objetivo es brindar al paciente el mejor resultado posible para su caso mediante la realización de un procedimiento seguro, protocolizado y con la máxima dedicación en cada uno de sus pasos.

La Dra. Ximena Vila

Abrir chat
Pregúntanos lo que quieras!